Asador Grill Tinguatón, ejemplo de amabilidad canaria

    Primera razón: Cuando la terrosa Lanzarote se convierte en isla esmeralda hay que hacer un esfuerzo por recorrérsela, porque es en estos días “verde-sol” cuando el corazón palpita con más fuerza ante la belleza paisajística insular. Una de las recomendaciones es acudir al entorno de Tinguatón (Tinajo) y comer buena carne al grill en una vieja casita donde lo autóctono adquiere sentido culinario.

    Entrantes que prometen

    * Entrantes que prometen!

    Segunda razón: Con la llave de la identidad canaria en mano, la cocina del Asador Grill “Tinguatón” abre el apetito con sus platos tradicionales. Los caldos de pollo o marisco, la carne de cabra estofada o el cabrito frito dejan un olor casero en el ambiente que obligan a ponerse cómodo. Este grill es uno de los pocos que oferta cochino negro cuando es temporada.

    Carne de cabra en salsa muy tierna

    * Carne de cabra en salsa muy tierna!

    Tercera razón: Los huevos al “Tanganazo” son un entrante ideal para los que vengan de hacer algún sendero por la zona y recalen en este asador con el ánimo alto por cumplir con los kilómetros, pero con las energías al límite. También son muy bien acogidas las costillas asadas con cubierta de mostoza y miel o sus ensaldas de frutas con enormes trozos de tomate de la zona y coronadas de queso asado.

    Cuarta razón: Los amantes del vino “casero” tienen la obligación de pedir una botella de vino blanco o tinto elaborado en el municipio. Este último, siendo un vino jóven, tiene un sabor a mora tan penetrante que se bebe con la facilidad de un mosto. Los olores afrutados también hacen acto de presencia en un blanco sorprendente por su calidad-precio.

    Ambiente típico en Tinguatón a pocos metros de Mancha Blanca

    * Ambiente típico en Tinguatón a pocos metros de Mancha Blanca.

    Quinta razón: Un servicio excelente y atento cierran el círculo de una oferta fiel al contexto insular, donde comer bien,es sinónimo de buenas raciones, precios populares y recetas sin aditivos. Una amplia oferta de postres también abre la opción a que los más golosos encuentren su inyectable de glucosa en forma de distintas texturas y sabores. Los licores caseros con los que invita la casa son el colofón a una amabilidad que logra el rédito de la fidelidad.

    * Localización: C/ Tinguatón, 24 (Tinajo). Teléfono: 625 692 009.

    Entrada publicada el 17 de noviembre de 2015