Casa Brígida, línea de atraque del sabor autóctono

    Primera razón: La comida sabe mejor en un ambiente relajado y reconfortante, porque hace que despleguemos nuestra atención plena sobre los ingredientes. El entorno del puerto deportivo “Marina Rubicón” donde se encuentra Casa Brígida nos ayuda a navegar por los sabores de su carta haciendo más consciente la experiencia gastronómica.

    Ensalada de la casa con lechuga local

    * Ensalada de la casa con lechuga local.

    Segunda razón: Casa Brígida incorpora a su carta un menú canario por 35 euros, bebidas incluidas, que atesora conocimiento culinario, producto y fusión. El chef Pedro Santana marca muy bien las líneas rojas de su cocina, no cayendo en la tentación del minimalismo, sino en el poder de seducción de los sabores reconocibles.

    Tercera razón: Los arroces, especialmente los caldosos y el negro con alioli, son un buque insignia para un restaurante que mira al mar. El tratamiento del cherne, al horno o con su pil-pil, denota conocimiento de cómo un buen producto no debe ser enmascarado.

    Arroz negro con langostinos y calamares

    * Arroz negro con langostinos y calamares.

    Cuarta razón: El marisco es otro de los puntos fuertes de Casa Brígida, concretamente para los amantes de las vieiras y las almejas. Las carnes tampoco desmerecen, si bien el chuletón de buey impone su protagonismo, compite en halagos con el conejo al salmorejo y el cabrito. De postre es imprescindible probar el suflé de chocolate con crujiente de almendras y helado, un mix capaz de coquetear con el paladar más exigente.

    Suflé de chocolate con crujiente de almendras, helado y caramelo

    * Suflé de chocolate con crujiente de almendras, helado y caramelo.

    Quinta razón: El servicio es muy ágil y profesional, con camareros siempre pendientes de servir el vino para que no pierda frescura. Las aceitunas de aperitivo tienen uno de los mejores aliños de la Isla y es de agradecer que sustituyan la importada mantequilla por un aceite de oliva gourmet y sal gorda para acompañar el pan mientras se espera por el primer plato. No es un restaurante barato, pero su precio está justificado.

    Localización: Puerto Deportivo Marina Rubicón (Playa Blanca). Teléfono: 928-519190.

    Entrada publicada el 28 de diciembre de 2015