Marcano, pequeño pero resultón

    Primera razón: El restaurante Marcano es de esos lugares donde las medias raciones pueden hacer de un encuentro culinario informal una exótica experiencia. La combinación de excelente producto y compleja elaboración son los dos aciertos en los que pivota el chef manchego, David Marcano. Sin duda, su propuesta de alta cocina para el picoteo es de obligada degustación.

    Segunda razón: La rareza de unos huevos rotos con huevas de erizo recreados en sabores orientales y con un esmerado cuidado estético podría sintetizar la tentación que supone la cocina vanguardista y viajera de Marcano. Tampoco desmerecen los bocartes encurtidos con ralladura de tomate sobre una tostada de pan tan fina que para nada neutraliza el sabor a mar.

    Los huevos rotos que vienen de Oriente

    * Los huevos rotos que vienen de Oriente.

    Tercera razón: Un descubrimiento resulta la original ensalada de pamplina, una yerba que tiene más importancia que el significado de la palabra con la que se le hace referencia, acompañada de un tiernísimo atún y un aderezo oriental que aporta al plato la fusión justa para que la sorpresa lo envuelva.

    Pamplinas que seducen

    * Pamplinas que seducen.

    Cuarta razón: Una cuidada selección de vinos es otro de los puntos fuertes de este restaurante en el barrio del Retiro que oferta una micro-barra y un micro-comedor capaces de enganchar al comensal con unas propuestas variadas que oscilan desde los tradicionales platos de cuchara a sus cremosas croquetas de aperitivo. Estamos ante una cocina de producto de temporada que respeta sabores o los reinventa.

    Amar este plato es amar el mar

    Quinta razón: No hay reputación mejor que colgarle a una cocina el cartel de tradicional y cosmopolita al mismo tiempo, que compagina el ambiente de taberna con un comedor luminoso y moderno y que puede convencer a un arco de edad amplio con propuestas personales del chef entrelazadas con la solvencia de la cocina vasca donde se ha curtido.

    Localización: Doctor Castelo, 31. Tel: 91 409 36 42. Madrid.

    Entrada publicada el 31 de enero de 2016