Vintage, un lugar inesperado tras una puerta verde

    Primera razón: Hay lugares especiales por su ubicación, y ubicaciones que aumentan su atractivo, porque no esperabas encontrarte en ellas con un lugar especial. Esta asociación de ideas es lo que ocurre con Vintage un local decorado con tanto mimo como se demuestra en la selección de su carta de picoteo, pero ubicado en esas calles interiores capitalinas que tan poco se transitan. Pese a los hándicaps, los arrecifeños estamos de enhorabuena por contar con una oferta gastronómica informal, original y tan casera como la que se ofrece en Vintage.

    Segunda razón: Vintage no es un lugar gourmet, aunque todo lo que ofrecen sea casero y elaborado con tiento, pero se caracterizan por ofertar tapas sencillas a la par que muy sabrosas, sacando provecho de una curiosa fusión entre Venezuela, País Vasco (con sus tostas y rabas) y México. Su tortilla de papas parece tener alas, porque “vuela”, sus fajitas de pollo “Thai” son una delicia fronteriza, al igual que su asado negro con arepas que demostraría esa alianza gastronómica de las dos orillas del Atlántico.

    Burritos Thai que están de muerte!

    * Burritos Thai que están de muerte!

    Tercera razón: Lejos de la zona más popular de Arrecife, en estos momento el Charco de San Ginés, Vintage se ubica dentro de una casa terrera tradicional. Su patio es sin duda el espacio más demandado, porque en él suelen celebrarse los jueves conciertos en directo y porque resulta muy agradable tapear acompañado de brisa y “resol”.

    un-local-con-encanto-y-muy-bien-decorado

    * Un local con encanto y muy bien decorado!

    Cuarta razón: Los precios de la carta no superan los 12 euros, honor que se lo lleva la ración de 100 gramos de paleta ibérica. Además, los que buscan sabores más internacionales se pueden entretener con su hummus y su falafel. Para cumplir con la exigencia de un bar moderno que sabe respetar la tradición, Vintage cumple con su selección de vinos.

    carta-estilosa-dentro-de-la-informalidad

    * Carta estilosa dentro de la informalidad!

    Quinta razón: Impecable gusto musical con un repertorio variado que también alimenta el espíritu y hace más agradable la estancia. El servicio suele ser irregular, con algunos momentos de confusión o inexperiencia cuando hay aglomeración, pero que se suple con amabilidad y el sincero compromiso de ofertar un “oasis con encanto”. Su café es también un cremoso sorbito de “bienqueda”.

    * Localización: Calle Argentina, 32, 35500 Arrecife, Las Palmas. Horario: lunes a viernes: 8:30–15:30 / 19:30–23:00. Los domingos cierran y los sábados abren de 12.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.00 horas.

    Entrada publicada el 7 de diciembre de 2016