Plaza 24, el lienzo del gastrónomo

    Primera razón: El Plaza 24 es un restaurante con ambiente cálido y familiar situado en el puerto deportivo Marina Lanzarote lo que le dota de un envoltorio marítimo muy atractivo. El cuidado del producto es otro de sus avales, ya que busca dotar a sus platos de cierto refinamiento, así como el compromiso por aportar alimentos ecológicos a su carta, confirman su intención de mantenerse en la locomotora gastronómica de la capital.

    Segunda razón: Está dotado de una buena carta de vinos lo que permite al buen gourmet maridar correctamente su elección gastronómica. El hecho de que cuente con un maitre profesional ayuda en las decisiones, pero sobre todo redondea la experiencia con un servicio eficaz. El hecho de que el responsable de los fogones solo tenga 24 años es una curiosa anécdota, porque lo que importa es la madurez de sus ideas y su excelente gusto estético.

    Arroz coronado con sama de piel crujiente

    * Arroz coronado con sama de piel crujiente.

    Tercera razón: Cada plato parece decorado por un esteta de los colores y las texturas. Un claro ejemplo es el foie al grill con salsa de vino que antes de derretirse en la boca se ha fusionado en la retina. La proporcionalidad y el equilibrio entre ingredientes hacen que las raciones, sin ser abundantes, acaben envolviendo todo el paladar y dejando al comensal con ganas de más.

    Foie con vino tinto y estética pictórica

    * Foie con vino tinto y estética pictórica.

    Cuarta razón: Los postres son un ejemplo de elegancia. Les recomiendo la sopa de chocolate blanco con mandarina y curry, porque es un estímulo gustativo y un perfecto punto de inflexión para decidir si se prueba otro postre o se abre sobremesa con el café. Si buscan picoteo les recomiendo su jamón cortado a cuchillo y sus carpaccio.

    Sopa de chocolate blanco con un excelente digestivo, el curry

    * Sopa de chocolate blanco con un excelente digestivo, el curry.

    Quinta razón: Tiene una zona de terraza con sombrillas muy agradable para rematar la comida con un cítrico gin-tonic y en el caso de que haya niños pequeños para que jueguen en un emplazamiento sin peligros. La posibilidad de adaptar un menú de grupo a las necesidades del cliente hace que sea un espacio idóneo para celebraciones especiales.

    Entrada publicada el 25 de agosto de 2019